Total de visualitzacions de pàgina:

dimarts, 4 de gener de 2011

Ángela Serrano Herrera

SI SIQUIERA EL LLANTO

Si siquiera el llanto
fuera nuestro,
ya que no la dicha.
Hubo, sí, hubo una dicha plural.
Ahora, la dicha, ¿tuya?
El llanto, mío.
Si siquiera el llanto fuera nuestro…


TERCIOPELO “SHIFÓN”

Terciopelo shifón,
sobre el músculo cardiaco.
Terciopelo shifón,
tu juramento.
La palabra “jamás”,
de un modo instintivo,
o bien pensado,
resbaló fuera de ti
y vino a instalarse,
cual lienzo de exquisito terciopelo,
en las zonas del alma que necesitaban la caricia...
“Jamás”, perdió la dureza de la” jota”
y se extendió, manto de testas coronadas,
protegiendo mi corazón toda la noche.


DOLOROSA SOMBRA

Tu rostro aparece, se evapora.

Tu gesto... ¿es sí?, ¿no?
La rápida mirada, la sonrisa ladeada,
¿aprueban, están conmigo?
¿Son, están?
¿Tú estás? ¿Eres tú?
¿Cuento contigo? ¿Siempre?
¿Sueño? ¿Eres ese producto soñado?
¿Qué eres tú realmente?
¿Distinto? ¿Distante?
¿Cercano?
¿Eres yo? ¿Sólo yo?
¿Estás, otro, ahí?
¿Te escapas?
¿En el espejo?
¿Detrás del hechizo estás?
¡Turbadora sombra!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada